SI TOMAS, NO MANEJES

Conducir en estado de ebriedad es uno de los delitos que afecta al conductor, a la víctima y a las familias de ambas partes.

Cada año, personas mueren en accidentes automovilísticos donde el alcohol o las drogas han sido factores o causantes de los mismos.

En INISER   queremos sensibilizar a los conductores de nuestro país, para que tomen las medidas de precaución necesaria para evitar este delito.

Las personas pueden elegir no conducir en estado de ebriedad. Se parte de aquellos que toman la elección correcta.

¿Porque es peligroso conducir bajo los efectos del alcohol?

El alcohol afecta a los conductores de manera directa a sus capacidades ante el volante. Las consecuencias pueden reflejarse en tres importantes aspectos: nivel psicomotor, psicológico y físico.

A nivel psicomotor, la capacidad del conductor se ve afectada aumentando el tiempo de decisión y de reacción. A su vez, el alcohol afecta la capacidad para juzgar la distancia, velocidad o precisión para seguir la trayectoria.

Psicológicamente, el conducir ebrio también trae grandes consecuencias. El alcohol aumenta la agresividad y la euforia y al conducir se reduce la concentración. Además, produce apatía y somnolencia en los conductores, reduciendo la percepción del riesgo.

A nivel físico, la vista del conductor sufrirá una reducción de su capacidad para seguir objetos, perdiendo campo de visión y vista periférica así como dificultad para fijar la mirada.

Esta última provoca dificultades para el reconocimiento de señales, peatones y otros vehículos.

Como ves, todas estas graves consecuencias merman las capacidades de cualquier conductor al volante y podría producir accidentes con saldos fatales. Informado estás sobre lo que produce el alcohol al conducir.

Resultados de conducir en estado de ebriedad:

  1. Muerte o lesiones mortales a causa del accidente
  2. Serias lesiones
  3. Personas lesionadas han sido transportadas al hospital o centro médico para recibir tratamiento

Es importante educar a la comunidad sobre las consecuencias que pueden resultar a causa de conducir bajo la influencia del alcohol, las drogas, o la combinación de estas. Miles de personas mueren cada año en accidentes automovilísticos por conducir bajo la influencia del alcohol y las drogas, y muchas más resultan seriamente lesionadas.

Las personas y familias de estas personas arrestadas resultan emocional y económicamente afectadas después de un arresto por este delito. Adicionalmente, los afectados y familias de aquellos que mueren o resultan seriamente lesionados en este tipo accidente sufren un trauma emocional el resto de sus vidas.

La decisión está en tus manos. Si tomas, no manejes.

Los comentarios están cerrados.